¿Es tu objetivo personal bajar de peso? - Fitness | Entrenamientos, Belleza, Salud, Dietas y bienestar.

Latest

miércoles, 28 de noviembre de 2018

¿Es tu objetivo personal bajar de peso?





¿Sientes vergüenza por tu peso actual? ¿Tiene un peso objetivo que deseas alcanzar a través de la pérdida de peso?, lo más probable es que si, hemos empujado nuestros pensamientos muchas veces hacia la pérdida de peso, nos hemos inscrito a gimnasios, a cursos para bajar de peso, hemos empezado una y otra vez distintas dietas que terminamos abandonando al no ver resultados tan rápido como esperamos. 





Por el afán de bajar de peso, empujamos nuestro cerebro muchas veces una y otra vez hacia ese objetivo. Compramos guías, el nuevo aparato de ejercicio que esté de moda, suplementos, pastillas, e incluso muchos "productos mágicos" que prometen bajar de peso en tiempo récord y al no haber resultados, te decepcionas.

Muchas personas incluso establecen sus metas para tener alcanzar su peso ideal en cierto tiempo. Así mismo, nos vemos bombardeados por publicidad donde dicen que tan delgados debemos ser para ser valorados  por los demás.




Ahora, responde sinceramente. ¿Es realmente tu objetivo perder peso? A menos que tengas algún acontecimiento muy importante a corto plazo, aunque pensemos que este es nuestro objetivo principal, la realidad es que no es así.




Entonces, ¿por qué medimos nuestro progreso por cuánto pesamos cada cierto tiempo? ¿Por qué subimos a la báscula de baño y esperamos que esos números sean más bajos que antes si apenas hemos hecho algún esfuerzo?.

El peso a veces se ve influido por distintos factores como el agua que acumulamos, los músculos, el glucógeno y, obviamente, si hemos comido algo antes o si hemos usado el baño últimamente, incluso en las mujeres el periodo menstrual hace que se pueda aumentar hasta dos kilos por retención de líquidos.




Nuestro peso en agua fluctúa constantemente. Por ejemplo, cuando exhalamos, sale vapor de agua. Cuando sudamos, sudamos agua. También hay muchos más factores que pueden afectar la cantidad de agua en nuestro cuerpo. El agua es lo que generalmente causa esas ganancias o pérdidas aleatorias de medio a un kilo de peso que pueden hacerte feliz o triste. Es casi imposible fisiológicamente perder medio kilo de peso de grasa en un día.




Una razón por la que las dietas bajas en carbohidratos o sin carbohidratos (también llamadas cetogénicas) son tan atractivas es debido a la gran pérdida de peso inicial. Sin embargo, este peso no es necesariamente grasa. Cuando los carbohidratos están restringidos, el cuerpo tiene un almacén de respaldo ubicado en el hígado y los músculos en forma de glucógeno. El cuerpo humano puede almacenar aproximadamente 400 gramos de glucógeno. En individuos más grandes este número puede aumentar. Además de esto, por cada gramo de glucógeno almacenado en el cuerpo humano, también se almacenan 3 gramos de agua. Cuando se detiene o limita el consumo de carbohidratos, tu cuerpo comienza a usar sus reservas de glucógeno. Después de un par de días, 1600 gramos (3,5 libras) de glucógeno y agua desaparecerá. Además, como una adaptación a la restricción de carbohidratos, tu cuerpo produce unas sustancias llamadas cetonas. Las cetonas también parecen tener un efecto diurético, lo que significaría una pérdida aún mayor de agua rápidamente.


Además del agua, si has estado haciendo ejercicio últimamente para acelerar tu “pérdida de peso” tu metabolismo estará más acelerado. Durante el progreso probablemente hayas ganado algo de músculo al hacerlo. Esto hará que esta ganancia de músculo afecte los números que ves en la balanza, ya que el músculo pesa más que la grasa.

Quizás en este tipo de situaciones, te estés preguntando cómo vas a medir tu progreso ahora que la escala no significa tanto como antes. Bueno, hay varios métodos para medir tu porcentaje de grasa corporal. Ninguno de estos métodos es 100% preciso, pero será mucho más útil que el uso de una balanza. Quizás a estas alturas, puedas ver que has recuperado algo de peso, sin embargo, tus medidas habrán reducido y tu ropa te quedará mucho más suelta.


Si insistes en conocer tu progreso por la pérdida de peso y deseas usar una báscula, intenta pesarte al mismo tiempo todos los días. Probablemente el mejor momento sería justo cuando te levantas, después de ir al baño. También es importante que lleves un control de tus medidas corporales, dado que son estas las que realmente te darán luces de cuanto has bajado durante un periodo de tiempo.


Por lo tanto, tu nuevo objetivo debe ser perder grasa y no perder peso. No necesariamente debes centrar tus expectativas de cuantos kilos bajas en una semana, ya que confiar solo en tu balanza puede ser engañoso: tu peso se ve afectado por algo más que la cantidad de grasa que ha ganado o perdido. 

Una buena alimentación, descansar bien, tomar mucha agua y  ejercicio te ayudarán a bajar de peso correcta y sanamente.

¡Muchos éxitos! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario