Breaking News

Para que sirve el Calcio en el cuerpo humano

 Calcio

Formas comunes en las que se presenta el calcio: citrato de calcio, carbonato de calcio, gluconato de calcio, lactato de calcio, cloruro de calcio, malato de calcio, aspartato de calcio, ascorbato de calcio
 

Visión de conjunto sobre el Calcio

 El calcio es el mineral más abundante en el cuerpo. Es esencial para el desarrollo y mantenimiento de huesos y dientes fuertes; aproximadamente el 99% del calcio en el cuerpo se deposita en estos dos lugares. El calcio también ayuda a que el corazón, los nervios, los músculos y otros sistemas corporales funcionen correctamente. Para funcionar correctamente, el calcio debe ir acompañado de otros nutrientes como el magnesio, el fósforo y las vitaminas A, C, D y K.

Las mejores fuentes de calcio son los alimentos, pero los suplementos pueden ser necesarios para aquellos que no pueden satisfacer sus necesidades de calcio solo a través de la dieta. De hecho, según el Instituto Nacional de Salud, muchos estadounidenses consumen menos de la mitad de la cantidad de calcio recomendada para desarrollar y mantener huesos sanos. El uso intensivo de cafeína puede disminuir los niveles de calcio; por lo tanto, puede necesitar mayores cantidades de calcio si bebe mucho café. Además, una dieta alta en proteínas puede aumentar la pérdida de calcio a través de la orina. La ingesta excesiva de sodio, fosfatos (de bebidas carbonatadas) y alcohol, así como el uso de antiácidos que contienen aluminio también contribuyen a una mayor excreción de calcio.

Deficiencia de Calcio

La deficiencia de calcio se puede encontrar en personas con problemas de mala absorción, como la enfermedad de Crohn, la enfermedad celíaca y la resección intestinal quirúrgica. El reposo prolongado en la cama causa la pérdida de calcio de los huesos y los ancianos son menos capaces de absorber el calcio.

Síntomas de la Deficiencia de Calcio

Los síntomas de la deficiencia de calcio incluyen espasmos musculares o calambres, generalmente en manos o pies; pérdida de cabello (alopecia); piel seca y uñas que también pueden deformarse; entumecimiento, hormigueo o sensación de ardor alrededor de la boca y los dedos; náuseas y vómitos; dolores de cabeza; infecciones por hongos (candidiasis); ansiedad; convulsiones / convulsiones; y desarrollo deficiente de dientes y huesos.

Enfermedades que se previenen con el Calcio

La obtención de calcio adecuado puede ayudar a prevenir y / o tratar las siguientes afecciones:

Osteoporosis

Se cree que un suministro inadecuado de calcio a lo largo de la vida desempeña un papel importante en la contribución al desarrollo de la osteoporosis. El calcio es necesario para ayudar a construir y mantener huesos sanos y dientes fuertes. Los estudios han demostrado que el calcio, particularmente en combinación con la vitamina D, puede ayudar a prevenir la pérdida ósea asociada con la menopausia, así como la pérdida ósea que experimentan los hombres de edad avanzada. Si no se obtienen cantidades adecuadas de calcio a través de la dieta, se necesitan suplementos de calcio.

Síndrome Premenstrual (PMS)

Los niveles de calcio a menudo miden más bajo la semana anterior al período menstrual en comparación con la semana posterior. Los estudios sugieren que los suplementos de calcio ayudan a aliviar los cambios de humor, los antojos de alimentos, el dolor o la hipersensibilidad y la hinchazón asociada con el síndrome premenstrual.

Colesterol alto

Los estudios preliminares en animales y personas sugieren que los suplementos de calcio, en el rango de 1,500 a 2,000 mg por día, pueden ayudar a reducir el colesterol. La información disponible hasta ahora sugiere que mantener los niveles de colesterol normales o incluso bajos usando suplementos de calcio (junto con muchas otras medidas, como cambiar su dieta y hacer ejercicio) es más beneficioso que intentar tratarlo agregando calcio una vez que ya tiene colesterol elevado Se necesita más investigación en esta área.

Ataques

En un estudio poblacional (uno en el que se sigue a grupos grandes de personas a lo largo del tiempo), las mujeres que ingirieron más calcio, tanto a través de la dieta como con suplementos adicionales, tuvieron menos probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular durante un ciclo de 14 años. Se necesita más investigación para evaluar completamente la fuerza de la conexión entre el calcio y el riesgo de accidente cerebrovascular.

Cáncer de colon

Aunque algunos estudios son contradictorios, la creciente evidencia sugiere que las personas que consumen altas cantidades de calcio, vitamina D y leche en sus dietas son significativamente menos propensas a desarrollar cáncer colorrectal que aquellos que consumen cantidades bajas de las mismas sustancias. Aunque es mejor obtener calcio de la dieta, las cantidades sugeridas para la prevención y el tratamiento del cáncer colorrectal (es decir, 800 UI / día de vitamina D y 1.800 mg / día de calcio) muy probablemente requerirán suplementos.

Obesidad

Tanto los estudios en animales como en humanos han encontrado que la ingesta de calcio en la dieta (a partir de productos lácteos bajos en grasa) puede asociarse con una disminución en el peso corporal. Estos efectos no se pueden atribuir necesariamente al calcio solo, ya que las fuentes lácteas de calcio contienen otros nutrientes (como el magnesio y el potasio) que pueden estar implicados en la pérdida de peso. Sin embargo, una revisión de todos los estudios hasta el año 2000 concluyó que la suplementación de 1,000 mg de calcio puede facilitar hasta 8 kilogramos de pérdida de peso y 5 kilogramos de pérdida de grasa.


Donde encontrar Calcio 

Las fuentes dietéticas más ricas en calcio incluyen los quesos (como parmesano, romano, gruyere, cheddar, mozzarella y queso feta), harina de soya de trigo y melaza de blackstrap. Algunas otras buenas fuentes de calcio incluyen almendras, levadura de cerveza, bok choy, nueces de Brasil, brócoli, repollo, higos secos, algas marinas, hojas verdes oscuras (diente de león, nabo, col, mostaza, col rizada, acelga), avellanas, helado, leche, ostras, sardinas, harina de soja en conserva, tahini y yogur.

Los alimentos que están fortificados con calcio, como los jugos, la leche de soya, la leche de arroz, el tofu y los cereales, también son buenas fuentes de este mineral.

El calcio también se puede obtener a partir de una variedad de hierbas, especias y algas marinas. Los ejemplos incluyen albahaca, perifollo, canela, eneldo, hinojo, fenogreco, ginseng, algas marinas, mejorana, orégano, perejil, semillas de amapola, salvia y ajedrea.






¿QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Ingresa tu email aqui:

Por FeedBurner


Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue

No hay comentarios