Breaking News

Consecuencias de hacer mucho ejercicio

Problemas cuando se hace demasiado ejercicio
Cuando hace ejercicio, su cerebro libera sustancias químicas llamadas endorfinas que producen una sensación de euforia a la que muchas personas pueden ser químicamente adictas.

Sin ella, se sienten irritables y poco concentradas hasta que hagan ejercicio de nuevo. Así que si hace ejercicio, debe detenerse a escuchar lo que está diciendo su cuerpo. Y lo que dice es, "Para".

La razón por la que los adictos al ejercicio continúan exigiendose a sí mismos probablemente radica en lo que sucede cuando no se ejercitan. Los psicólogos de la Universidad de Massachusetts en Boston estudiaron las consecuencias psicológicas de no poder ejercitarse. Compararon 30 corredores hombres y mujeres que habían sufrido lesiones menores durante al menos dos semanas, con un grupo similar que continuó corriendo. Aquellos que no podían correr mostraban más signos de depresión, ansiedad y confusión, y eran mucho menos felices consigo mismos y con sus cuerpos. Al igual que otras adicciones, el ejercicio, parece tener síntomas de abstinencia.


De dolores y dolores

La indulgencia no sólo daña a la mente, sino también al cuerpo. Inicialmente, el ejercicio hará lo que se supone, le dará un cuerpo en forma, pero una vez que cruce la línea, puede llegar a ser letal. Daño muscular, osteoartritis, problemas cardíacos están esperando hacer su aparición.

El cuerpo tiene sus limitaciones y si lo empuja más allá de ese límite, se hará daño a si mismo. El ejercicio obsesivo tiende a aparecer en los nuevos practicantes, las personas que recien han empezado a ejercitarse. Tan exigentes son para ponerse en forma que sobrepasan los límites.

Los signos iniciales de ejercicio no adecuado puede ser el agotamiento que conduce a una acumulación de fatiga. Esto puede producir un "daño irreparable al cuerpo".

No sólo los músculos están en riesgo, también los huesos. Algunos atletas "recreativos" se exigen hasta el punto de generar lesiones tales como fisuras de la espinilla o fracturas por estrés, y luego se niegan a descansar, causando un daño mayor y tal vez permanente. Siendo lo recomendable asistir a un especialista de su zona, por ejemplo buscar traumatologos en Barcelona.

Incluso un paseo por la mañana no esta fuera de riesgo. Demasiada caminata puede conducir a la osteoartritis. Cuando está caminando, estás trabajando contra la gravedad. Así que más que ejercer sus músculos, está dañando la articulación de la rodilla. Muchos pacientes que caminan hasta una hora todos los días terminan con quejas de dolores en la rodilla. De hecho, correr también daña las rodillas. Demasiados abdominales también pueden producir dolor. Más de 10 al día puede debilitar la columna vertebral. La moderación, como de costumbre, es la clave.

Lo que se recomienda es comenzar gradualmente, y combinar diferentes tipos de entrenamientos, algo que los atletas obsesivos olvidan. Un factor que se complica con las personas que se enganchan al ejercicio es que tienden a realizar los mismos entrenamientos día tras día, aumentando aún más las posibilidades de daño permanente.

Pensar bien

Nunca se debe ejercitar tanto que se sienta completamente agotado al final del mismo. Alrededor de 45 minutos a una hora, cuatro a cinco días a la semana, debe ser su límite. Su entrenamiento debe dejarle una sensación de frescura y energía. Y tomarse un día de descanso cada semana. Esto es importante porque su cuerpo necesita relajarse y rejuvenecer.

La clave para lograr esto radica en su actitud. El ejercicio es el camino hacia una vida saludable. Así que si lo hace sólo cuando se pesa, deja sin efecto el propósito completo del ejercicio. Ejercitarse de manera saludable debe ser la prioridad. Así que deje de pelear contra su propio cuerpo y será una persona más feliz.





¿QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Ingresa tu email aqui:

Por FeedBurner


Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue

No hay comentarios