Header Ads

Ponte en forma usando tu peso corporal



No tener acceso a las máquinas de un gimnasio es una de las excusas favoritas de aquellos que quieren perder peso o tonificar su cuerpo, pero son vagos para hacer ejercicio. Otra de las excusas es no tener tiempo, pero después de leer el artículo de hoy te vas dar cuenta de que no hay excusa para hacer ejercicio y tonificar tu cuerpo.

Ejercicios que se pueden hacer en cualquier sitio

Hay ejercicios que se pueden hacer en cualquier parte, ya que no hace falta tener ningún aparato o máquina. Se trata de los ejercicios que usan nuestro peso corporal como carga, es decir, que usaremos nuestro propio peso para crear resistencia y que los músculos trabajen.
Como podrás imaginar, para realizar estos ejercicios, sólo necesitas un poco de técnica, que se aprende poco a poco, ropa cómoda y una esterilla para no mancharte y para que no toques con el suelo, ya que algunos de estos ejercicios se hacen en el suelo.

Sentadilla con salto

Uno de los ejercicios que puedes hacer es la sentadilla con salto. Seguro que alguna vez has visto a los luchadores de sumo, los cuales adoptan una posición característica antes de empezar a luchar, con las piernas flexionadas.
Eso es lo que tienes que hacer tú, pero muy despacio para que el peso de tu cuerpo haga que hacer la sentadilla sea más difícil. Al llegar abajo salta todo lo que puedas.

Tocar el suelo en equilibrio

En este ejercicio vas a trabajar toda la pierna. Se trata de que cargues todo tu peso sobre una pierna mientras tocas el suelo con la mano. La pierna con la que mantienes el equilibrio tiene que estar flexionada.
Las primeras veces que lo hagas ten cuidado, ya que puedes  terminar en el suelo dándote un golpe en la cabeza, así que ten las manos preparadas para parar el golpe.

Sentadilla con inclinación

De nuevo volvemos a la sentadilla, pero en esta ocasión con una variante para trabajar los músculos del tronco. Para hacer estas sentadillas tienes que ponerte las manos detrás de la cabeza mientras bajas poco a poco.

Una vez que estás abajo, y manteniendo la misma posición que los luchadores de sumo, tienes que inclinarte hacia un lado y hacia otro todo lo que puedas.


¿QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Ingresa tu email aqui:

Por FeedBurner


Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue
Con la tecnología de Blogger.